Skip to content

¿Cómo salir de Dicom?

El hecho de aparecer en DICOM es de por sí un gran problema en temas financieros, por lo que debes estar muy pendiente de las deudas que tengas y que ellas no te lleguen a afectar. Salir de este registro es totalmente posible, sin embargo, debes saber que al hacerlo eso se quedará en tu historial.

No tendrás consecuencias graves, además de sólo tener una marca en tu historial. Hay distintas formas de poder salir de DICOM, por lo que tienes de dónde elegir dependiendo de tu situación.

¿Qué problemas tendré al estar en DICOM?

Al ser parte del DICOM se te retiran de forma inmediata la posibilidad de solicitar y obtener un crédito bancario, lo que provocará que ningún banco o entidad comercial te haga un préstamo. Tampoco serás capaz de abrir una cuenta corriente ni mucho menos sacar tarjetas de crédito.

Otra desventaja o problema es al momento de buscar trabajo, esto es debido a que algunas empresas, no todas, requieren tener tus papeles limpios, lo que significa que no debes estar en DICOM.

Si tienes en mente realizar algunas de estas cosas, debes tener un ojo en tus deudas y saldarlas a tiempo.

¿Cómo  Salir de DICOM?

Para salir del DICOM tenemos 3 métodos, recordando de nuevo que quedará un registro en tu historial. A pesar de esa marca, ya no tendrás que tener las deudas pendientes y podrás estar más consciente de ellas sabiendo las consecuencias.

Pagar la deuda

La primera, y de cierta forma más obvia, es saldar la deuda que tienes, sea con un banco o una empresa. Aunque no es tan sencillo como pagar y ya, luego de eso se debe sacar un certificado en el cual se indique que ya no tienes deudas para después presentarlo ante el boletín comercial. Con eso hecho ya podrás salir del DICOM.

Renegociar la deuda

Si el precio fijado te es muy difícil de pagar, puedes renegociar la deuda y que se te sea permitido pagarla en cuotas más pequeñas. Al hacer esto, la deuda fijada anteriormente es eliminada de forma automática y esta sería la negociación.

Con la nueva deuda no aparecerás en DICOM ya que estarás al día con ella. Al igual que con el método anterior, deberás sacar un certificado y llevarlo a la oficina de Equifax para que te puedan sacar de sus registros.

Prescripción

Entre las tres opciones esta puede que sea la más compleja de llevar a cabo, esto se debe a que está estrechamente relacionada con la deuda. La prescripción lo es automática, por lo que al pasar los plazos de deuda esta no se extinguirá sola y se tendrá que acudir a un tribunal. Las fechas de expiración son las siguientes:

  1. Cheque protestado: se vence al pasar 1 año contado desde que se hizo el protesto.
  2. Letra: este es vencido luego de un año contado de la terminación de la letra.
  3. Pagaré: a partir de la primera cuota impaga se empieza a contar un año, que es el tiempo estimado para su vencimiento.
  4. Deudas en general: estas se vencen 5 años después desde que se establecieron.

Por último, un consejo, que es el estar pendiente de todas y cada una de tus deudas. Revisa regularmente tu informe del DICOM para no llevarte sorpresas por delante, e intenta saldar tus deudas a tiempo si no quieres aparecer en este registro.